• Canelones de Carne: Receta Tradicional

    Hacer unos deliciosos canelones de carne NO es una pesadilla, te vamos a enseñar todos los trucos para que prepares en casa unos deliciosos canelones al estilo tradicional.

    Canelones de carne

    Canelones de carne para 4 personas:

    • Pasta para canelones
    • 2 Tomates pelados y sin pepitas
    • 2 Cebollas
    • 1 Puerro
    • 2 Zanahorias
    • 4 Dientes de ajo pelados
    • 1 Pechuga de pollo
    • 250g de carne de cerdo (Cabezada)
    • 300g de carne de ternera (redondo o culata de espalda)
    • 1 muslo y contramuslo de pollo deshuesado
    • 50g de Foie-Gras
    • Media copa (100ml) de brandy/vino rancio
    • Un vaso (200ml) de leche
    • Pimienta
    • Sal
    • Aceite de Oliva
    • 2 Rebanadas de pan (el pan de molde también os puede servir)
    • Aceite de Oliva

    Bechamel

    • 60g Harina
    • 60g Mantequilla
    • Nuez moscada
    • 3/4 de litro de leche
    • Sal
    • Pimienta
    • Queso Emmental rallado

    Preparación de los Canelones de Carne

    #0. Precalentar el horno a 180º

    Escogemos una rustidera (bandeja) en la que quepa todo lo que queremos cocinar.

    #1. Cortamos la carne

    Empezaremos por la pechuga, cortamos en dados bien gordos y vamos colocando en la bandeja, seguimos haciendo esto con las demás

    #2. Cortamos las verduras

    Se corta en rodajas. Sin misterio. Lo mismo hacemos con las demás.

    #3. Juntamos todo en una bandeja y salpimentamos.

    Chorro generoso de aceite de oliva para que todo quede muy bien mezclado.

    #4. Metemos en horno

    Esperamos un poco a que se haga el combinado de verduras y carne y, cuando esté ya en su punto, añadimos media copita de brandy/vino. Volvemos a meter la bandeja en el horno y dejamos unos minutos para que el brandy/vino riegue bien la carne y saque todo su jugo.

    #4. Sacamos del horno

    Aconsejamos sacar la rustidera del horno ahora y trasvasar todo a una fuente, para poder trabajar con comodidad sin quemarnos. Ojo: ¡Que no se nos olvide en la rustidera el jugo! Será lo que le dará ese sabor tan rico a los canelones cuando estén hechos.

    #5. Añadiendo el Foie (medio bote, aproximadamente) y el pan

    Añadimos a la fuente como media tarrina de foie. Ahora, en un platito mojamos el pan en un poquito de leche y lo añadimos también.

    #6. Triturar todo

    Ahora viene la parte divertida, vamos a usar la trituradora y vamos a hacer una masa, lo más fina que podamos, con todos los ingredientes de la fuente. Si vemos que la mezcla nos queda muy espesa y compacta, podemos añadirle un poquito de leche sin ningún problema para que quede más suelto.

    #7. Hacemos la bechamel

    Usaremos 60g de mantequilla y 60g de harina (si podemos pesarla para que nos salga a la primera la bechamel, mejor). Los echamos en una olla pequeña y calentamos hasta que se funda. Cuando esté completamente fundida, removemos un poco y ahora añadimos la harina. Seguimos removiendo hasta que la harina esté completamente trabada con la mantequilla.

    Apartamos esta mezcla y cogemos un batidor de mano para evitar que salgan grumos. Ahora, con ¾ de litro de leche sin calentar, vamos añadiéndola a la mezcla y removiendo. Salamos una pizca y también un poco de nuez moscada y listo.

    #8. Reservamos la bechamel y a otra cosa

    Mientras terminamos, vamos a reservar la bechamel bien tapadita, para evitar que le salga esa típica capa superior al enfriarse. Podemos utilizar un film y, mientras está caliente, la tapamos (lo mejor es taparla y que el film quede totalmente en contacto con la bechamel). Ahora, la podemos dejar al aire mientras terminamos lo demás, que no pasará nada.

    #9. Hervimos la pasta de canelones

    Utilizando una olla lo más grande que tengamos, y con abundante agua, echamos sal sin miedo, pero no aceite (aprovechamos para desmontar un mito: el aceite no sirve para nada cuando se cocina pasta, porque se queda siempre arriba).

    Ahora opcionalmente, cogemos el batidor de mano y removemos muy bien el agua con fuerza, para que haga un pequeño remolino. Cuando veamos que va cogiendo velocidad, entonces echamos los canelones rápido y uno a uno: esto servirá para que no se nos queden pegados unos a otros, que sería lo que pasaría si los echamos de golpe y con el agua parada.

    Sobre el tiempo de cocción, miraremos en el envase y a los minutos que ponga les restamos 3: esto lo haremos porque necesitamos que los canelones no estén completamente hechos, ya que luego van a gratinarse en el horno y se pueden pasar. Por tanto, si dice 15, lo dejamos en 12 minutos.

    Cuando esté hervida y al punto, vamos a hacer lo siguiente:

    Si la escurrimos directamente, se nos puede romper alguno. Por eso, lo que vamos a hacer es un pequeño truquillo: vamos a meter agua fría del grifo en la olla, a la vez que vamos sacando agua y dejar que queden sumergidos sólo en agua fría para sacarlos con la mano en el escurridor uno a uno.

    #10. Rellenamos los canelones

    Si tenemos alguna en la cocina, os recomendamos utilizar una manga pastelera para rellenar los canelones de carne (las de usar y tirar son muy limpias y van estupendamente). Metemos en ella el triturado y, con los canelones extendidos sobre la encimera, vamos aplicando el relleno. Cuando los tengamos todos con su relleno colocado, comenzamos a enrollarlos uno a uno.

    Utilizar la manga pastelera es un truquito que nos puede servir para muchas comidas, también por ejemplo para las croquetas.

    #11. Preparamos para hornear

    Necesitaremos una o dos bandejas para colocar en ellas todos los canelones. Lo primero que haremos, será abrir la bechamel que teníamos reservada y extender un poco de ella, uniformemente, en el fondo de cada bandeja.

    Ahora, vamos colocando los canelones, uno al lado del otro, y procurando que la junta nos quede hacia arriba (si no, podrían abrirse al cogerlos para repartir en los platos). Cuando estén todos colocados, aplicamos el resto de la bechamel encima y añadimos queso para rematar. Lo dejaremos dejaremos todo en el horno el tiempo justo para que se gratine un poco.

    #12. Emplatar y ¡a la mesa!

    Ya tenemos nuestros canelones de carne artesanales listos para colocar en su platito. Antes de sacar a la mesa, si queremos ya darles el toquecito final para decorar, añadimos un poco de perejil fresco y listo.

    Y…por si te planteas otras opciones que se salgan de la receta tradicional, puedes ver también estas otras variantes: canelones de atun o canelones rebozados.

    Resumen
    Receta
    Canelones de carne
    Tiempo
    Puntuación
    5 Based on 3 Review(s)

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


    *